freír en aceite de oliva

Freír con Aceite de Oliva

freír con aceite de oliva

¡Buenas a todos! En el día de hoy desde Heredad de Valdeporres, empresa especializada en el sector agroalimentario, os traemos algunos consejos para freír con aceite de oliva virgen extra.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el mejor aceite para freír? ¡Sigue leyendo!

Freír con aceite de oliva

En primer lugar es importante destacar la resistencia del aceite de oliva virgen extra ante las altas temperaturas, y es que mientras que otros aceite pierden sus propiedades y se oxidan debido a esa circunstancia, el AOVE puede llegar hasta 180º sin degradase ni alterarse.

Si comenzamos a freír con aceite de oliva, obtendremos la siguientes ventajas:

  • Cuenta con muchos antioxidantes naturales
  • Del mismo modo los fritos serán mas saludables y mejores
  • Se forman menos componentes tóxicos
  • El aceite dura más tiempo

Ventajas culinarias

  • El aceite de oliva potencia el sabor de los alimentos
  • También hemos de destacar que las proteínas con las que cuenta este producto, creará una capa fina crujiente que impedirá que se filtre una gran cantidad de aceite, disminuirán las Kcal y conserva en su interior las sales minerales y su jugo
  • La fritura del aceite de oliva virgen extra es muy rápida, por lo que el alimento que estemos friendo, pierde menos nutrientes.

Consejo para una fritura de 10

  1. Para comenzar no podemos provocar grandes cambios de temperatura, es decir, evitamos freír productos congelados o aún muy fríos.
  2. Además si el aceite no está alterado o quemado, podrás reutilizarlos varias veces (3-5 veces), pero te aconsejamos que filtres los residuos en cada uso.
  3. Del mismo modo, no dejamos que el aceite humee, esta sería una señal de que se está quemando.
  4. Para que nuestros alimentos rebozados queden extra crujientes, por cada huevo batido, echamos una cucharada sopera de leche.
  5. Podemos escurrir los alimentos rebozados con un colador o lo colocamos encima de papel absorbente.
  6. Para alimentos con una alta cantidad de agua, se aconseja freír entre 130-145ºC
  7. Los alimentos pre-cocción cómo empanados, verduras cocinadas o rebozados, se aconseja freír en una temperatura de 160ºC
  8. Los alimentos de pequeño cómo croquetas, patatas, etc., aconsejamos freír a 180ºC
  9. Una vez que el alimento esté frito, no lo tapamos, Ya que podría humedecerse la capa crujiente.

¡Así que eso sería todo por hoy! Esperamos que os haya gustado y comencéis a utilizar algunos de nuestros consejos.

Te invitamos a que entres en nuestro blog para seguir conociendo nuevas recetas, curiosidades y noticias.

Del mismo modo entra en nuestra tienda y descubre nuestra variedad de productos.

¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 6 =

Search this site